Contactanos

Noticias

Cierra La Puerta Dorada a ritmo de vallenato y cumbia

En el deporte solo puede haber despedidas alegres y Barranquilla, declarada como la mejor edición de unos Juegos Centroamericanos y del Caribe en la historia, así lo confirma.

En el adiós a las delegaciones que vieron acción y que por momentos fueron rivales se hermanaron al son del vallenato con la llamada Batalla de las Flores, una ventana al carnaval caribeño de Colombia.

 

 

Steve Soute, presidente de la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (Odecabe), entregó la estafeta para la organización de los próximos XXIV Juegos Centroamericanos y del Caribe a Panamá a efectuarse en el 2022.

En la ceremonia protocolaria de clausura José Isabel Blandón, alcalde de Panamá, felicitó al comité organizador en Barranquilla por “haber organizado unos juegos extraordinarios”.

Con performance acompañado por una fiesta y luces, Panamá se presentó ante el público del Estadio Metropolitano.

Fue entonces cuando el pebetero centrocaribeño, que vio nacer la luz en Teotihuacán, se extinguió y será dentro de cuatro años cuando vuelva a iluminar a la juventud que en esa luz ve el sueño olímpico.

Y llegó la fiesta, con el color, aquel sabor que entra por los ojos se dio el adiós alegre a ritmo de carnaval todo el estadio Estadio Metropolitano bailó cumbia, de la buena, de la colombiana, para hacer una fiesta en gradas y canchas.

Hubo espacio para cada una de las comparsas tradicionales. “La Guacherna”, “El Llamado de los Tambores”, “La Danza del Garabato”, “La Danza del Congo”, “El Mapalé”, “Las Marimondas”, todas ellas, acompañadas de la reina del carnaval de Barranquilla, Valeria Abuchaibe mostraron sus mejores pasos.

A la voz de misión cumplida se dio por terminada la justa deportiva, y la fiesta siguió.

Compartir
Clic para comentar

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Guía Oficial de la Delegación Mexicana

No te debes perder

Más en Noticias